200-310 certificate 300-075 certification 200-310 certificate 210-260 certification braindumps

Bajas fingidas, investigación y actualidad - Agencia DRC Detectives Privados - Servicios de Investigación Privada
drc detectives privados

Bajas fingidas, investigación y actualidad

El Detective Privado siempre ha estado etiquetado como aquel personaje que se dedica a seguir infieles y a tratar de identificar a los amantes de estos, pues bien, otra de las etiquetas por la que está marcada la profesión son las bajas fingidas o bajas fraudulentas. Todo el mundo, salvo excepciones, cuando escucha la palabra Detective, se le viene a la cabeza las famosas infidelidades y bajas fingidas. Esto, en gran medida, ocurre gracias a los medios de comunicación, pues programas matinales de diferentes cadenas ofrecen a los espectadores el aspecto más morboso y llamativo de la profesión buscando llamar la atención de los mismos. En estos programas, centrándonos ya en las bajas fingidas, se pueden visualizar situaciones en las que personas que fingen estar lesionados, se levantan de las sillas de ruedas o dejan sus muletas para seguir caminando sin ellas, como decía anteriormente, se demuestra de forma evidente que aparte de comunicar el objetivo de estos programas es asombrar al espectador, pues bien, la realidad no siempre es así. Los falsos lesionados que fingen este tipo de situaciones de forma general son personas que están buscando obtener indemnizaciones importantes, ya sea por antigüedad laboral o por parte de alguna mutua o aseguradora, por lo que en múltiples ocasiones sus acciones van a ser delicadas y cuidadosas. Esto ocurre de forma general, no obstante, recordar que también existen situaciones como las dichas anteriormente y que se muestran en los famosos programas de televisión.

Todas las investigaciones sobre bajas fingidas hay que comenzar tratándolas como supuestas bajas fingidas, pues el cliente siempre va a tener una versión y el investigado otra, por lo que lo más idóneo y como la profesión indica, es abordar el asunto de manera imparcial y neutra, limitándonos exclusivamente al desarrollo de nuestra investigación para que posteriormente podamos sacar nuestras propias conclusiones.

Sin entrar en metodología de trabajo y técnicas de investigación, las investigaciones sobre bajas fingidas se basan en la observación intensiva del investigado buscando obtener sus rutinas para posteriormente analizar las acciones que realiza en el día a día, sin olvidarnos de que antes deberemos de estudiar el tipo de baja que se va a investigar, pues no es lo mismo investigar una baja por depresión que una baja por lesión muscular, por ejemplo. Observadas estas acciones, incidiremos o no en posibles actividades incompatibles con su situación de baja laboral. Todas estas acciones de investigación explicadas muy resumidamente, nos podrán responder a preguntas como ¿por qué está de baja?, ¿qué hace en su día a día?, ¿tiene trabajos paralelos?, incluso dependiendo de la conducta observada en el investigado y analizando su forma de actuar, podemos anticiparnos a sus movimientos en una actividad de prevención en casos de posible fraude mayor. Destaco esto porque lo que en ocasiones comienza con una baja laboral, puede derivar en otro tipo de servicios de investigación (duplicidad de empleos, competencia desleal, fuga de información, contraespionaje industrial, etc.), servicios que siempre pueden ser evitados con una buena labor de prevención, lo que encajaría como una pequeña parte de lo denominado INTELIGENCIA CORPORATIVA o EMPRESARIAL.

En la actualidad, dentro de las investigaciones de índole laboral, las investigaciones sobre bajas fingidas han aumentado, pues por ejemplo en el ámbito empresarial, una vez que la época de crisis laboral vivida a nivel nacional se encuentra aparentemente “superada” o por lo menos en mejores condiciones, los trabajadores más irresponsables y con mayor antigüedad se acomodan en sus puestos de trabajo creyendo tenerles más seguros. Esta circunstancia choca frontalmente con los trabajadores con poca antigüedad, pues, aunque igualmente como los del perfil anterior puedan encontrarse acomodados por el hecho mencionado y en ese sentido se produzcan circunstancias similares, desde la reforma laboral las indemnizaciones por antigüedad han pasado de 45 a 33 días por año, lo que hace que generar su despido sea valorable por parte de la empresa sin necesidad de ejercer investigación sobre los mismos.

Continuando con actualidad, cabe destacar un aumento considerable en el fraude a mutuas colaboradoras de la seguridad social y compañías aseguradoras, donde por ejemplo en el caso de las últimas, las indemnizaciones a lesionados relacionados con accidentes de tráfico, así como todo lo que rodea al sector automovilístico, se encuentra acompañado de un alto fraude.

Destacar para finalizar el presente post, escribiendo no sólo sobre las bajas fingidas, sino destacando como se indicó anteriormente sobre la importancia de una buena prevención. Nuestra Agencia adaptándose a los tiempos que corren, decidió desarrollar desde hace algunos años una correcta labor de prevención ofreciendo servicios de INTELIGENCIA CORPORATIVA o EMPRESARIAL, servicios que buscan evitar fugas de información, robo de cartera de clientes, competencia desleal, etc.; en definitiva, buscar dar la seguridad suficiente para el correcto desarrollo de la empresa cliente con el objetivo principal de prevenir, aunque también con un segundo objetivo que consiste en paralizar el problema existente en los casos en que nos contactan cuando el mismo ya existe y deseamos que no continúe avanzando.

Haz click en  el enlace y lee Bajas fingidas, investigación y actualidad en formato pdf.

Un comentario

  1. camaras-espias dice:

    Hola,
    Efectivamente en vuestra profesión, cuando se escucha Detective, siempre se viene en mente el tema de las infidelidades. En nuestro sector, cuando se habla de cámaras espías, no entiendo porque siempre a las personas se le viene a las personas espiar en el dormitorio. Hay cosas que no podemos cambiar según se ve.
    Me encanta vuestra profesión, solamente por poder encontrar a un@ caradura que tenga la poca verguenza de fingir una lesión, ya por esto merece la pena ser detective. Aunque se que lleva muchas y muchas horas de trabajo hasta que puedas demostrar que eso es así.
    Saludos,

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *